Archivo de la etiqueta: El Escorial

Goya, Van der Weyden, Picasso, Miguel Angel…, primavera de Arte en el Prado

Prado-1“Rogier van der Weyden”, patrocinada por la Fundación Amigos del Museo del Prado, una oportunidad única y difícilmente repetible de contemplar reunidas las mejores obras del artista es la última novedad expositiva que plantea el Museo del Prado en el edificio Jerónimos y que ya ha sido visitada por miles de personas en sus primeros días de apertura. Esta muestra se puede ver junto a “Goya en Madrid”, patrocinada por la Fundación AXA, que ya ha recibido, a poco más de un mes de su clausura, casi 342.000 visitantes.

Además, el público que recorra la colección permanente esta primavera podrá disfrutar, como ya lo han podido hacer las más de 93.500 personas que la han visitado en sus dos primeras semanas de apertura, de los “10 Picassos del Kunstmuseum Basel” y de dos obras invitadas: La custodia de la Iglesia de San Ignacio de Bogotá, conocida como “La Lechuga”, procedente de la Colección de Arte del Banco de la República de Colombia, y la única escultura de Miguel Ángel que se conserva en España, San Juanito, procedente de la capilla del Salvador de Úbeda y propiedad de la Fundación Casa Ducal de Medinaceli-Sevilla.

El público que visite el Prado durante estos días podrá disfrutar tanto de su importante colección permanente, en cuyo recorrido se incluyen excepcionalmente diez obras maestras de Picasso, fechadas entre 1906 y 1967, que conforman una pequeña retrospectiva del artista que convive con algunas de las obras maestras del Museo en su Galería Central, además de dos obras invitadas, como de la oferta expositiva temporal, que propone un excepcional recorrido que permitirá contemplar las mejores obras de Rogier van der Weyden, probablemente, uno de los artistas más influyentes del siglo XV y uno de los más grandes pintores de la historia; así como de un novedoso acercamiento a los cartones para tapices de Goya comparándolos entre sí y relacionándolos a su vez con la obra de sus contemporáneos y los maestros del pasado que pudo estudiar en la Colección Real.

Además de todas esta citas imprescindibles, los visitantes del Prado tendrán también la oportunidad de visitar la primera exposición accesible a personas con algún tipo de discapacidad visual que celebra el Museo, y un conjunto inédito y único en el género del paisaje de 42 vistas monumentales de ciudades españolas, principalmente de Sevilla y Toledo, realizado por Genaro Pérez Villaamil, que ha sido restaurado con el apoyo de la Fundación Iberdrola.

Exposiciones temporales

Durante la Semana Santa, el Museo del Prado propone un programa de exposiciones temporales que contribuye a completar y ampliar el conocimiento sobre autores como Goya o Rogier van der Weyden.

“Rogier van der Weyden”, con el patrocinio de la Fundación Amigos del Museo del Prado, es una muestra que gira en torno a la culminación de la restauración del Calvario de El Escorial, proyecto realizado en colaboración con Patrimonio Nacional y con el patrocinio de la Fundación Iberdrola. Esta exposición constituye una oportunidad única y difícilmente repetible de contemplar la obra recuperada junto al Descendimiento de la Cruz en el Prado, el Tríptico de Miraflores, actualmente en Berlín, y el Retablo de los Siete Sacramentos de Amberes. Cuatro obras maestras de Van der Weyden que se reúnen por primera vez en la historia y a las que se suman otras pinturas del maestro flamenco como la Virgen Durán, de las colecciones del Prado.

La exposición se complementa con una selección de detalles de diferentes obras expuestas en un video wall y un vídeo del proceso de restauración de la obra el Calvario que se podrán visualizar gracias a la instalación de unos dispositivos facilitados por Samsung, como colaborador tecnológico del Museo del Prado.

Con la exposición “Goya en Madrid”, el Museo del Prado y la Fundación AXA proponen un novedoso acercamiento a los cartones para tapices de Goya, el encargo que determinó la llegada del artista a la corte y su establecimiento definitivo en Madrid. A esta actividad dedicó dos décadas de su carrera entre 1775 y 1794, tiempo en el que se tejió su prestigio como pintor de cámara y académico.

A diferencia de la presentación habitual de esta serie de obras, organizada según la estricta relación con los ámbitos para los que fueron destinadas, la muestra actual compara y enfrenta entre sí los cartones por temas, relacionándolos a su vez con la obra de sus contemporáneos (Mengs, Tiépolo, Bayeu, Maella, Paret o Meléndez) y del pasado (Tiziano, Rubens, Teniers o Velázquez) que pudo estudiar en la Colección Real y que sirvieron de modelo para sus propias creaciones.

Un recorrido temático compuesto por ciento cuarenta y dos obras que pone de manifiesto cómo los cartones para tapices son uno de los núcleos fundamentales para profundizar en el conocimiento del genial maestro.

Colección permanente.- “10 Picassos del Kunstmuseum Basel”

El Museo del Prado y el Kunstmuseum Basel, en colaboración con la Comunidad de Madrid, presentan diez obras maestras de Pablo Picasso pertenecientes a la colección del Kuntsmuseum Basel, ocho de las cuales se exponen en España por primera vez. Estas diez obras del pintor malagueño, fechadas entre 1906 y 1967, conforman una pequeña retrospectiva del artista que convive con algunas de las obras maestras del Prado en la Galería Central, considerada la “columna vertebral” de su colección permanente.

Este proyecto forma parte de una generosa colaboración del Kunstmuseum Basel con el Museo del Prado y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, donde se presenta una amplia selección de obras modernas y contemporáneas procedentes también del museo suizo, coincidiendo con el cierre de este durante la última fase de su proyecto de ampliación.

La obra invitada: La custodia de la Iglesia de San Ignacio de Bogotá, conocida como “La Lechuga” (sala 18 A)

El Museo del Prado expone en la sala 18 A, hasta el 31 de mayo, La custodia de la Iglesia de San Ignacio de Bogotá, conocida como “La Lechuga” por el verde de sus 1.485 esmeraldas, un extraordinario ejemplo de lo que fue el arte barroco en tierra de orfebres que por primera vez se puede disfrutar fuera de Colombia. Se considera una de las joyas religiosas más ricas y hermosas de Hispanoamérica realizada entre 1700 y 1707 por el orfebre José Galaz.

“La Lechuga” hace parte de la Colección de Arte del Banco de la República de Colombia. El préstamo de esta obra se inscribe en el programa ‘La obra invitada’, una actividad patrocinada por la Fundación Amigos del Museo del Prado desde 2010.

La obra invitada: San Juanito de Miguel Ángel (sala 47) Desde el 31 de marzo

La única escultura de Miguel Ángel que se conserva en España, obra en mármol propiedad de la Fundación Casa Ducal de Medinaceli-Sevilla y procedente de la capilla del Salvador de Úbeda, se expondrá en la sala 47 del edificio Villanueva del Museo del Prado en el marco del programa “La obra invitada”, patrocinado por la Fundación Amigos del Museo del Prado, desde el próximo 31 de marzo.

La pieza fue prácticamente destruida a comienzos de la Guerra Civil y ha estado reducida a fragmentos hasta su reciente y compleja intervención en el Opificio delle Pietre Dure (Centro de Restauración) de Florencia.

“Hoy toca el Prado”, exposición accesible a personas con discapacidad visual

El Museo del Prado y la Fundación AXA, con la colaboración de la ONCE, han puesto en marcha la primera exposición accesible a personas con algún tipo de discapacidad visual que se celebra en las salas del Prado. En la galería norte de la planta baja del edificio Villanueva se exponen las imágenes en relieve de una selección de obras representativas de sus colecciones, entre las que se encuentran La fragua de Vulcano y El quitasol, para que puedan ser recorridas y tocadas con las manos.

Coincidiendo con esta iniciativa, el Museo del Prado ha puesto en marcha un nuevo servicio de audioguías con audiodescripciones de más de cincuenta obras de su colección especialmente dirigidas para los visitantes con algún tipo de discapacidad visual.

Nuevas incorporaciones a la colección permanente

Tras su restauración integral, con el apoyo de la Fundación Iberdrola, en la sala 60 del edificio Villanueva, “Sala de presentación de colecciones del siglo XIX”, se expone el Díptico con 42 vistas monumentales de ciudades españolas, un conjunto inédito y único en el género del paisaje de 42 vistas monumentales de ciudades españolas, principalmente de Sevilla y Toledo, realizado por Genaro Pérez Villaamil, el paisajista de mayor relevancia en España durante el período romántico.

Régimen de acceso

La tarifa única de entrada al Museo es de 14 euros (reducida o gratuita, conforme a las condiciones habituales ya establecidas) y permite la visita a la colección permanente y a las exposiciones temporales.

De lunes a sábado de 18.00 a 20.00 horas, y domingos y festivos de 17.00 a 19.00 horas, el acceso a la colección permanente es gratuito y todos los visitantes que quieran acceder a las exposiciones temporales podrán beneficiarse de una reducción en el precio de la entrada individual que les corresponda, así los visitantes con tarifa general adquirirán una entrada reducida por importe de 7 euros y los colectivos con derecho a entrada reducida podrán adquirir la entrada con una reducción del 50%, es decir, a un precio de 3,50 euros

El horario de visita es de lunes a sábado, de 10.00 a 20.00h, y domingos o festivos (Jueves y Viernes Santo), de 10.00 a 19.00h.

Itinerarios infantiles

El Museo del Prado propone distintos recursos de utilidad para favorecer un mayor acercamiento a sus colecciones del público infantil y familiar, a través de los juegos de pistas y las audioguías infantiles.

Para que los más pequeños disfruten activamente y se sientan protagonistas de su visita al Prado, el Museo propone diferentes herramientas de apoyo como las audioguías infantiles que, orientadas a acercar las colecciones del Prado a los niños de una forma amena e instructiva, se ofertan gratuitamente a las familias que soliciten el alquiler de este sistema al menos para un adulto, o los juegos de pistas, material didáctico centrado en la propuesta de dos juegos que permitirán a los niños (a partir de 8 años) recorrer en familia dos itinerarios alternativos de visita, que se recogerán gratuitamente en los puntos de información del Museo.

También la exposición “Goya en Madrid” cuenta con material específico para el público infantil.

El Museo de las Colecciones Reales, un milagro en tiempos de crisis

MUSEO-COLECCIONES-REALES-19No es la obra de El Escorial, pero bien podríamos referirnos al nuevo Museo de las Colecciones Reales como una obra que ha durado mucho más de lo que previeron sus gestores y que ha sido sustentada presupuestariamente por varios gobiernos de distinto signo en medio de la mayor crisis económica de las últimas décadas, lo que a todas luces supone un milagro.

La obra de El Escorial se inició en 1562 y se terminó en 1584, es decir veintidós años después bajo el reinado de Felipe II. La construcción del Museo de las Colecciones Reales se decidió por acuerdo de la Comisión de Asuntos Culturales del Gobierno presidido por José María Aznar el 23 de noviembre de 1998 y no estará culminado -si se cumplen los últimos plazos previstos- hasta bien entrado el año 2016, es decir 18 años después.

Un camino de obstáculos

El fallo del concurso internacional de ideas para el encargo del proyecto fue impugnado por uno de los arquitectos licitantes y, posteriormente, la aparición de restos de la muralla de Madrid y la modificación del Plan General de ordenación Urbana de la capital motivaron que la primera adjudicación para le ejecución del proyecto de los arquitectos Emilio Tuñón Álvarez y Luis Moreno García-Mansilla no se realizara hasta el 27 de noviembre de 2006.

MUSEO-COLECCIONES-REALES-3Cuando abra sus puertas habrán pasado varios gobiernos de distinto signo político e incluso dos reyes, D. Juan Carlos y D. Felipe, numerosos ministros de Cultura, de Hacienda y de Presidencia -ministerio al que pertenece Patrimonio- y varios Presidentes de esta Institución. El actual, José Rodríguez-Spiteri aspira a concluir la obra en los plazos previstos, aunque para entonces, tras la próximas elecciones, habrá seguro un nuevo Gobierno y puede que otro responsables al frente de Patrimonio, institución en la que debe prevalecer -según Rodríguez-Spiteri – el sentido de Estado de tal forma que el que llegue debe asumir la herencia de su predecesor.

En un gesto poco usual cuando se trata de obras públicas el actual presidente de Patrimonio ha querido desnudar las cuentas de este mastodonte arquitectónico -posiblemente la mayor obra pública que se construye actualmente en Madrid-, con unas dimensiones colosales y con la particularidad, poco usual en los tiempos que corren, de que se terminará con un ahorro de 40 millones de euros sobre el presupuesto inicial con el que se diseñó.

Un presupuesto con cuarenta millones de ahorro

MUSEO-COLECCIONES-REALES-20El concurso, redacción del proyecto arqueológico y estudios previos se ha llevado 8,4 millones de euros. El muro de contención y el vaciado, una de las obras más espectaculares, con unos grosores casi de muralla medieval, han costado 20,3 millones de euros. Otros 37 millones la cimentación y estructura del edificio y la urbanización de la plaza de la Almudena, en cuyo fondo estará la entrada de visitantes.

En cubiertas y fachadas se han gastado 26,8 millones y otros 33 están destinados a acabados e instalaciones en donde llaman la atención los huecos destinados a los ascensores en donde podrán ascender de golpe hasta 80 personas. Los honorarios profesionales del estudio de arquitectura Tuñon-M.Mansilla es de 8,4 millones y otros 23 millones se llevará la Museografía y la certificación final para el comienzo de la actividad. En total, 158,2 millones de euros, alrededor de 40 millones por debajo del presupuesto inicial con el que se diseñó, lo que ha obligado a reestructurar, sobre todo, la parte ornamental y los acabados.

El litigio con El Prado

El museo albergará unas mil obras del Patrimonio Nacional -de las aproximadamente 150.000 que actualmente están dispersas en palacios, museos y almacenas, además de los fondos del museo de carruajes o de armas y armaduras. La idea es que el museo tenga una concepción de rotación en donde las piezas se vayan sucediendo dando protagonismo a las exposiciones temporales y con pocas piezas fijas, entre las que no se descarta que pueda haber alguna que en este momento se exhibe en el Museo del Prado, propiedad de Patrimonio, y pendiente de acuerdo entre ambas instituciones.

MUSEO-COLECCIONES-REALES-21Entre ellas Patrimonio sigue litigando en los despachos, que no en los tribunales -puntualizo Spetiri-, para la devolución de cuatro cuadros en depósitos desde hace décadas en el Prado: “El descendimiento” de Roger van der Weyden, “La mesa de los pecados capitales”, de El Bosco, “El jardín de las delicias”, también de El Bosco, y “El lavatorio” de Tintoretto.

El edificio, como pudo comprobar RevistaDeArte, se encuentra ya totalmente construido y perfectamente mimetizado con el entorno, tanto desde la perspectiva de las fachadas principales de palacio y plazas de la Armería y Almudena, como desde la vista del Campo del Moro, formando un núcleo arquitectónico con su envolvente finalizada.

En su interior se llevan a cabo los trabajos de la última fase, acabados en instalaciones, situándose la maquinaria de climatización (enfriadoras, climatizadoras, calderas y torres de refrigeración), ascensores, techos técnicos para albergar sistemas de iluminación, megafonía, detección de incendios, etc. La primera impresión de estas salas diáfanas bañadas por la luz que entra por números ventanales es más la de esta en un aeropuerto más que en un museo en donde estarán expuestas algunos de las joyas de la corona.

12.000 metros para exposiciones y 40.000 construidos

La superficie total es de 40.000 metros, de los que los visitantes podrán recorrer unos 12.000 repartidos en tres grandes naves. Los restos arqueológicos ocupan 2.141 m2 y otros 1.000 m2 para auditorio. Los almacenes y talleres ocuparán otros 6.500 m2 en donde habrá cámaras acorazadas para la custodia de las obras y otras salas emplomadas para la utilización de rayos x por los restauradores.

MUSEO-COLECCIONES-REALES-6Cuando al fin el museo esté construido hará falta una dotación que el actual presidente de Patrimonio estima en 7 millones de euros para los gastos de funcionamiento en donde esperan tener también un alto índice de autofinanciación en línea con el resto de las actividades de Patrimonio, que en este momento es del 34 por 100 de su presupuesto de 125 millones.

Según el arquitecto Emilio Tuñón Alvarez, una de las peculiaridades de esta construcción es el muro de contención en el talud vertical de la Plaza de la Armería hacia el Campo del Moro, que es una de las obras más espectaculares que se pueden ver en Madrid.

También la propia disposición del edifico en el que se entra por el piso superior y se va descendiendo por rampas para visitar las tres grandes salas de exposición. Aparte de otras soluciones a problemas técnicos que no verán los turistas como los grandes huecos de ventilación, salas de máquinas, almacenes, etc. En este momento y con numerosos andamios y maquinaria trabajando es difícil imaginarse que en un año estos espacios albergarán piezas que representan siglos de coleccionismo y mecenazgo de la corona a lo largo de su historia.

MUSEO-COLECCIONES-REALES-9En este sentido, según Alicia Pastor, gerente de Patrimonio Nacional se pretende devolver a los reales sitios, palacios y museos su decoración original, hoy sobrecargada con muchas piezas que no se corresponden ni al periodo ni al reinado en el que fueron construidos.

Clientes no le van a faltar ya que sólo el Palacio Real recibe 1,3 millones de visitantes al año, que dejan en las arcas de Patrimonio siete millones de euros. Otro frente es el del personal que debe ser contratado en un momento de precariedad en la administración y cuando Patrimonio cuenta ya con más de 300 plazas vacantes pendientes de concurso.

Jesús F. Briceño

Fotos: Logopress y Patrimonio